Una de tantas “reliquias” que circulan aún por nuestras carreteras.